4 mayo 2009 Análisis, Fórmula 1, Normativa

Vuelven las verdaderas clasificaciones en 2010

Con la prohibición de los repostajes en la Fórmula 1 en 2010, vuelven las clasificaciones de verdad, aquellas donde los monoplazas van prácticamente secos y los pilotos lo dan todo a una sola vuelta. Han sido varios los formatos los empleados en estos últimos años, pero la FIA le va a dar una vuelta de tuerca la temporada próxima. El siguiente apartado de la normativa de 2009 eliminado para 2010 confirma este extremo:

No se le puede añadir o quitar combustible a los coches que tomen parte en la Q3, entre el comienzo de la Q3 y el de la carrera.

Esto supone que las clasificaciones serán con la gasolina justa y necesaria, tal y como se hace ahora en la Q1 y Q2, no así en la Q3. Todos los pilotos competirán en las mismas condiciones, ya no habrán estrategias que valgan y que condicionen la sesión.

Este tipo de clasificación fue utilizado por última vez en la Fórmula 1 en 2002. El modelo se cambió para añadirle más emoción a la misma, y que pilotos con peores monoplazas tuvieran la oportunidad de compensar su falta de prestaciones con una menor carga de gasolina (y por ende, peso).

Con este tipo de clasificación se hace añicos un mito: el que sale desde la pole gana la carrera. En 2002 Juan Pablo Montoya partió desde la primera posición en sieta carreras, pero no ganó una sola prueba. Es más, con el cambio y que la clasificación se hiciera con el monoplaza cargado para el gran premio, salir desde las primeras posiciones con poca gasolina implicaba una gran ventaja para los monoplazas más competitivos. De este hecho se aprovechó Michael Schumacher en 2004 casi todos los fines de semana.

El año que viene podrían volver los verdaderos especialistas de las clasificaciones. Una especie de pilotos que no se recordaba desde los tiempos de Ayrton Senna

Vía | F1Fanatic


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *