13 octubre 2012 Escuderías

Hacía falta un piloto japonés para poner orden en Toyota, obteniendo un primer lugar de salida que vale mucho para la escudería japonesa. Kazuki Nakajima dejó atrás a los Audi marcando una vuelta de 1:27.499, mientras Benoit Treluyer no podía arrebatarle la delantera, a pesar de que toda la clasificación del Toyota híbrido fue realizada sin telemetría, debido a una falla en el servidor del equipo. En LMP1, Tom Kristensen completa los tres primeros lugares da salida con una diferencia de siete décimas de segundo.

En LMP2, las cosas se van inclinando a favor del equipo Starworks Motorsports, ya que Stephane Sarrazin ha logrado la pole y acercarse más a la obtención del campeonato en la clase, ya que lidera por 25 puntos las posiciones. Sus rivales del equipo Pecom Racing han clasificado en segundo y necesitan ganar mañana (o al menos terminar por delante del coche de Starworks) si quieren lograr el campeonato.

En GTE-Pro, el piloto oficial de pruebas de la marca, Marc Lieb, logró la pole para Felbermayr-Proton, con el Porsche 911 GT3 RSR. Gianmaria Bruni lo hará desde el segundo puesto, con el Ferrari de AF Corse, ya con el campeonato en el bolsillo.

Larbre Competition ha logrado la pole en GTE-AM, gracias a Jean-Philippe Belloc en el Corvette. La lucha en la clase menor se centrará en el duelo que mantendrá en carrera con el Ferrari F458 Italia del equipo Krohn Racing.

Decir que entre las clases menores, ha tenido un gran impacto la decisión del ACO de unificar las clases GT en una sola en un futuro, tema que trataremos en una entrada separada. De momento, solo queda la carrera en Japón, que podría entregar el segundo triunfo para el equipo Toyota desde que hiciera su entrada al mundial de resistencia.

Fotos | WEC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *