14 septiembre 2012 Crónicas

Desde las mismas 24 Horas de Le Mans se avizoraba que Toyota no iba a demorar demasiado en imponerse a los Audi y a pesar de que en Sao Paulo los nipones están en desventaja numérica contra los coches alemanes, la primera pole en la historia del híbrido de Toyota ha llegado al fin.

Y ha llegado de la mano de Alex Wurz, quien ha logrado la posición de privilegio de LMP1 en unos apretados 20 minutos de clasificación en la pista paulista, luego de esperar por ver qué hacían los Audi; efectivamente, Wurz ha logrado la pole en una monumental vuelta lanzada faltando solo 4 minutos para el final de la sesión.

El segundo cajón de parrilla ha correspondido a Lucas Di Grassi, quien se presenta a bordo del Audi R18 en esta carrera frente a su público, compartiendo volante con Allan McNish y Tom Kristensen. La diferencia que lo ha separado respecto al Toyota ha sido de 0,7 segundos. El Audi e-tron piloteado por Marcel Fassler, Andre Lotterer y Benoit Treluyer ha sido el tercero.

En LMP2, Stephane Sarrazin ha llevado a Starworks Motorsports a la cima por primera vez en el año con una pole, aventajando en la clasificación al equipo ADR-Delta y ganando un puntito más de ventaja en el campeonato de constructores.

En GTE-Pro, los británicos estaban contentos, ya que el equipo oficial de Aston Martin se ha quedado con la primera posición de salida con Darren Turner, por delante del Porsche 911 de Marc Lieb. El equipo británico se prepara más que nunca en lograr lo que sería el primer triunfo del año.

En la clase menor, GTE-Am, el honor ha estado reservado para una tripulación enteramente brasileña, conocedores como ninguno del circuito paulista. Enrique Bernoldi, Francisco Longo y Alexandre Negrao han llevado al Ferrari Italia a la primera posición y mantienen expectante la ilusión de ganar en su clase.

Tiempos | WEC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *