26 octubre 2012 Crónicas

Final de temporada en Shangai del WEC y tanto Audi como Toyota han protagonizado unas libres muy peleadas, en donde los alemanes se impusieron en las primeras horas, para luego ceder la delantera al coche japonés con el atardecer, en el cierre del día.

Ante la última carrera, los que todavía tienen posibilidades matemáticas de ser campeones se han exigido más de la cuenta; Allan McNish y Tom Kristensen se impusieron por muy poca diferencia con su Audi e-tron, sobre el Toyota híbrido que ha completado en segundo lugar la primera parte del día.

La tranquilidad estaba del lado de Marcel Fassler, Benoit Treluyer y Andre Lotterer, quienes comenzaron siendo terceros. Vale destacar que solo necesitan un quinto lugar de llegada en la última del año para ser campeones, por lo que se han tomado las cosas con calma.

El ADR-Delta Oreca Nissan de John Martin lideró momentáneamente en LMP2, con un claro dominio de más de un segundo por sobre sus rivales, mientras que en GTE-Pro, Richard Lietz lideró el camino con el Porsche. En GTE-AM, otro Porsche con Nic Jonsson ha completado en cabeza la primera sesión.

La segunda parte demostraba que no está muerto quien pelea. El Toyota híbrido se ha impuesto en los tiempos por más de un segundo sobre el Audi de Tom Kristensen, una diferencia muy tranquilizadora, teniendo en cuenta que Benoit Treluyer seguía a un ritmo conservador con el segundo Audi.

En LMP2 también habría cambios; James Rossiter llevaba al Lola-Judd/BMW B12/80s a la cima de los tiempos, privando a John Martin de hacer doblete por solamente una décima de segundo. En GTE-Pro, la segunda parte ha tenido nuevos protagonistas, ya que Darren Turner colocó en cabeza al solitario Aston Martin, quedando en segundo uno de los Ferrari de AF Corse, mientras que en GTE-Am Pedro Lamy ha sido el más rápido con uno de los Corvette de Larbre.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *