2 noviembre 2010 Crónicas

wtcc-andy-priaulx.jpg

La mala suerte o el nerviosismo. Da igual. Este fin de semana, las aspiraciones del piloto de BMW, Andy Priaulx, de dar alcance en el campeonato al Chevrolet del alemán han quedado casi reducidas a cero, después de que el BMW sufriera un despiste y quedara afuera de la segunda carrera, en el circuito japonés de Okayama.

Con la carrera de Macau por delante, en un circuito callejero que generalmente se lleva a varios coches, las posibilidades de Priaulx son que debe ganar todas las carreras del fin de semana y que Muller no pase del tercer lugar final.

Para mayor suerte de Muller, Gabriele Tarquini, el tercero en discordia, sufrió un accidente que lo dejó fuera de las pocas probabilidades que tenía. Ambas carreras fueron brillantemente ganadas por Rob Huff y Augusto Farfus, quienes hicieron buen uso a su favor de las condiciones de la pista y del clima lluvioso.

La próxima carrera deja también el camino casi allanado para las posibilidades de Chevrolet de subir a lo más alto del podio de constructores, ya que solamente necesita 17 puntos para ser campeón del WTCC 2010.

Vía | WTCC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *