5 junio 2012 Eventos

Como bien sabéis todos nuestros seguidores, el pasado fin de semana, concretamente viernes y sábado tuvo lugar el IV Eco Rally Vasco Navarro en la ciudad alavesa de Vitoria, que ha sido proclamada como European Green Capital en 2012 por la Unión Europea.

Subaru nos invitó a participar con un Subaru XV 1.6 Bi-Fuel alimentado con GLP, un combustible alternativo que participaba dentro de la categoría VIII de la FIA. Las conclusiones no pueden ser mejores y la experiencia fue sensacional que esperamos repetir muy pronto.


Los preparativos: controles y tramo de calibración

Los controles a los que debe someterse el coche son exhaustivos y los comisarios no permiten ni una. Los comisarios verifican primero que la iluminación es correcta (faros, pilotos, intermitentes…) así como presión de neumáticos (al ser ecológico la presión de los mismos debe ser el recomendado por el fabricante) y triángulos y chalecos de emergencia… nada se pasa por alto.

Si no se ha hecho previamente, es recomendable habituarse piloto y copiloto a las velocidades medias, odómetro del coche y comprobar tiempos cada 200 metros para asegurarse que la media es real, puesto que tanto el odómetro del coche como el indicador de velocidad tienen márgenes de errores, que en nuestro caso era de un 5% aproximadamente en velocidad y un 1-2% en distancia recorrida. El tramo de calibración es un tramo de pocos kilómetros donde la organización marca la distancia en forma de rutómetro para poder configurar correctamente nuestro elemento de medida: terra trip, pirámide o similar. En nuestro caso, el propio del coche admitía poca o ninguna calibración.

En el repostaje inicial obligatorio comenzó el primer fallo: al participar con GLP sólo nos obligaron a repostar éste, no gasolina. En el reglamento se indica que hay que llevar un tercio de todos los combustibles para asegurarse de llevar el correcto ya que los motores para algunos combustibles consumen más que de otros (véase diésel y bio-diésel, se consume más del segundo). Al no llenar nuestro depósito de gasolina y estar a menos de un tercio, el consumo final no se debía haber tenido en cuenta.

A partir de este momento, el depósito queda precintado y cualquier recorrido se debe hacer ahorrando el mayor consumo posible, hasta el parque cerrado.

Sensaciones en el Rally: I y II etapa

La primera etapa constaba de 5 tramos cronometrados y otros tantos de enlace entre tramos. En los primeros la velocidad media era de 49,9 km/h o inferior y aunque siempre transcurría por carreteras abiertas al tráfico, era raro encontrarse con algún coche y aunque los tractores no estaban invitados, en algún momento nos penalizó ir detrás de alguno.

Cada tramo no tenía una distancia similar, era a juicio de la organización y tuvimos tramos de 13 km. y hasta de más de 40 km. En todos ellos y hasta la finalización, era necesario ahorrar lo máximo posible de combustible, pues todo contaba, igual que cada equivocación en el recorrido influía negativamente en el consumo. Uno de ellos tenía lugar en el circuito de Navarra, en la localidad de Los Arcos, donde además de poder poner a prueba un coche de calle, pudimos disfrutar de cada vuelta de un total de 4; los consumos por esta vez se esfumaron de la cabeza por el tiempo que duró el tramo; había que disfrutar teniendo en mente cada tiempo.

Cabe destacar que hay gente muy preparada, que tiene penalizaciones de tan sólo décimas (en nuestro caso, en el mejor, fue de unos pocos segundos) con respecto al tiempo de la organización y que llegan a usar aparatos de medida y precisión que cuestan cientos de euros. Terra Trip y Pirámide son de los más conocidos; el primero muestra los metros recorridos y el tiempo real y el segundo, algo más avanzado, calcula la distancia teórica y lo compara con el tiempo para conocer en tiempo real el desfase que se tiene con respecto a la medida ideal. Como se puede esperar, hay una diferencia abismal entre los participantes con y sin los instrumentos.

En total, más de 200 kilómetros de tramos cronometrados y casi 540 de recorrido total fueron protagonistas del IV Eco Rally, que transcurrió por las provincias de Álava, Logroño, Navarra y Burgos y en el que nuestro consumo real (no el de la organización) estuvo entre los 7,5 y 8 litros cada 100 km, consumiendo un total de 41,22 litros de GLP, teniendo en cuenta que de este combustible se suele gastar en torno a 1-2 litros más respecto a gasolina para el mismo tramo y que el precio por litro está en torno a 0,75 euros, el coste por kilómetro es casi la mitad que con un combustible normal. Subaru ofrece esta opción por algo menos de 3.000 euros en la mayoría de sus modelos, siempre propulsados por gasolina, por lo que la alternativa si se hacen muchos kilómetros al año, es más que rentable.

Clasificaciones parciales y finales

Aunque en nuestro caso participábamos en la categoría VIII con combustibles alternativos, para la clasificación final de regularidad y tiempos también se tenía en cuenta la categoría VII, de híbridos, que toparon las primeras posiciones de la segunda como es lógico.

Si hablamos de regularidad nos quedamos en una 18ª posición de un total de 22, por delante de algún Toyota Prius, Auris y Opel Ampera. La primera etapa nos penalizó mucho (puesto parcial 19º) y en la segunda mejoramos enormemente hasta conseguir una 14ª posición en esa segunda etapa. En esta categoría ganó el equipo RAC Vasco Navarro formado por Maykel del Cid y Carlos García con su Toyota Prius.

En la categoría de Energías Fósiles o coches de serie que consumen menos de 120 g de CO2 por kilómetro ganó el Ford Focus Ecoboost de Francisco José Fernández y Emilio Salmoral y en la categoría eléctricos el actual campeón del rallye Antonio Zanini y Eduardo Ansotegui.

La clasificación de consumos según la organización queda lógicamente desvirtuada por ese error en el repostaje inicial.

Paisajes, pueblos e incluso aldeas, rebaños de ovejas en medio de la carretera y gente campesina que saludaban al ver pasar la caravana de coches cuanto menos singulares es la mejor experiencia, junto a una participación agridulce y en la que no todo el mundo puede ganar pero que sin dudas, todos se divierten. Esperamos repetir muy pronto en este o en otros de similares características.

Agradecer a Subaru España y en particular al departamento de prensa por la oportunidad que nos han dado representando a la marca en dicho evento.

Página oficial | IV Eco Rally Vasco Navarro, Clasificaciones


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 junio 2012
  2. Participamos en el IV Eco Rally Vasco Navarro 5 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *