7 octubre 2012 Curiosidades, Superdeportivos, Vídeos

No era de demasiadas luces el conductor de un Aston Martin V12 Vantage Carbon Black que el año pasado había subido un vídeo a YouTube que nos mostraba a su máquina en todo su esplendor, circulando a 292 km/h en la autopista E17, en Bélgica; ¿No sabía que si subes algo a Internet se hace público, con todas las letras?

Después de mostrarnos el increíble sonido del V12, su capacidad de aceleración y una bonita vista de la iluminación del salpicadero del Aston, con el atardecer como corolario, el vídeo había sido subido a YouTube, pero a los pocos días retirado. No es que haya demasiados Aston Martin V12 Vantage Carbon Black en Bélgica (solo tres unidades), pero no contaba con que otro usuario de YouTube había vuelto a subir el vídeo desde otra cuenta, a través del cual la policía pudo identificar el coche.

Un año después de la alocada carrera a través de la autovías belgas, un juez ha decretado dos años y medio de suspensión para el dueño del Aston V12 y 4.400 euros de multa. Parece que se le había dado la suspensión máxima de cinco años, en donde se le prohíbe conducir cualquier vehículo motorizado, pero sus abogados cambiaron años por más dinero de multa.

El coche ha sido vendido, desde entonces. Una buena lección para este “piloto” que solamente pudo disfrutar de su adquirido Aston Martin V12 Vantage Carbon Black por unos pocos días, ya que increíblemente se había tardado seis meses en ir a buscar el coche al concesionario “por falta de tiempo”.

En Bélgica se puede suspender a un conductor que cometa una falta mayor o se le puede confiscar el coche. Si quieres juzgar si merecía o no que se lo privara de conducir por un tiempo, tienes el vídeo a continuación.

Vía | GT Spirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *