30 junio 2016 Industria, Seguridad

conduccion-nocturna-consejos (6)

Aunque en los meses estivales contamos con más horas de luz al cabo del día, llega el momento en que el sol desaparezca, por lo que igual que en invierno, llega el momento en el que se tiene que conducir por la noche. Si en los meses invernales hay que conducir en la oscuridad porque no hay más remedio, en verano se suele aprovechar la noche para conducir y sacar el máximo provecho a los días de descanso.

Pero hay que tener cuidado, ya que conducir de noche es más cansado que el hacerlo de día. De hecho, de noche se producen el 37% de los accidentes con víctimas mortales de los que se producen cada año. Por eso hay que extremar las precauciones para evitar que el cansancio haga mella en la concentración y se pueda llegar al destino sin sufrir ningún tipo de contratiempo.

Encender las luces al atardecer

Aunque por la noche es indiscutible que se ha de llevar encendidas las luces de cruce, es importante comenzar a utilizarlas antes de que el sol desaparezca por completo. Al atardecer, cuando la luz disminuye, es el momento de encenderlas, para mejorar la visibilidad. No solo servirá para ver mejor, sino para que el resto de conductores nos vea. Si a la falta de luz se une la lluvia o algo de niebla, es conveniente utilizarla luces, ya que aumenta la seguridad.

Alguno de los modelos más modernos cuenta con un sistema que activa las luces de cruce cuando determina que las condiciones lumínicas ya no son las suficientes para tener buena visibilidad.

conduccion-nocturna-consejos (5)

Adecuar la velocidad al campo de visión

Cuando estamos circulando, hay que mantener una velocidad adecuada, que permita que podamos detener el vehículo en el campo de acción de los faros. Esto es muy lógico, ya que no podemos ver más allá de este y cuando se ve un obstáculo, hay que hacer que el coche pueda detenerse con seguridad.

Mantener la distancia de seguridad

Por el mismo motivo que el apartado anterior, hay que mantener una distancia de seguridad que permita poder frenar para no alcanzar la parte posterior del mismo. El margen podría ser perfectamente de tres segundos entre uno y otro coche, tiempo suficiente para reaccionar y frenar si es necesario.

conduccion-nocturna-consejos (2)

Estar atento ante los primeros síntomas de cansancio

Es fácil descubrir si se está cayendo bajo los efectos del cansancio. Los ojos comienzan a picar, cuesta mantenerlos abiertos. Además, se comienza estar incómodo en el asiento y los reflejos disminuyen. Es el momento de parar a descansar un rato, durmiendo un poco si es necesario. Con una hora o dos de descanso, se puede continuar conduciendo durante la noche. Lo mejor es descansar el máximo tiempo posible, pero si es necesario, una vez eliminado el cansancio más inmediato, se puede proseguir, extremando, eso sí, las precauciones.

Fuente | SEAT


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *