10 febrero 2008 Publicidad, Tuning, Vídeos

Los BMW preparados por su división deportiva, aquellos con las siglas de “M”, no son un cualquiera. Sino que se lo digan al perro, que no sabe con quien se está metiendo hasta que escucha la contestación a sus ladridos.

En el anuncio sólo se ve una parrilla, pero que es suficiente para saber de que estamos hablando y con quien estamos tratando. Un buen bramido que asusta a cualquiera…

Diferente y original. Un claro ejemplo de como anunciar un coche sin llegar a mostrarlo

Vía | Motorpasión


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *