29 diciembre 2011 Históricos, Vídeos

Automobiles Darracq S.A fue un fabricante francés de los muchos surgidos a principios del siglo pasado, que comenzó fabricando coches eléctricos y que se hizo un nombre con coches de carrera y vehículos fabricados especialmente para lograr récords de velocidad: hasta los 200 km/h con uno de sus modelos en 1906.

Con respecto a este modelo totalmente restaurado, que se da unas vueltas en la pista australiana de Phillip Island, no he podido encontrar gran cosa, además de algunas curiosidades: que fue partícipe de las primeras carreras en Europa o que pudo haber sido el primer coche en la historia de las carreras en llegar a la meta y al que le fue mostrada la primera bandera a cuadros. Pero además, lleva un descomunal motor de cuatro cilindros y 14.25 litros que daba unos 100 a 110 caballos según se estima hoy en día.

Ya regresando a nuestros días ¿qué te parece regresar al presente y subirnos a este Darracq con una cámara on-board? Ya nos hemos cansado de ver cámaras on-board en Nurburgring y otras pistas de Europa en los más variados deportivos de nuestros días. Pero nunca nos habíamos trepado a un coche de antes de 1910 con una cámara a bordo; impresionante tamaño de los balancines y del motor, por supuesto.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *