10 junio 2016 Industria

proceso-diseño-coche (8)

A todos los que nos gustan los coches, disfrutamos viendo los nuevos modelos, los prototipos que aparecen de vez en cuando en la prensa especializada y las propuestas de los fabricantes para conseguir que sigamos pendientes de lo que intentan hacernos llegar. Pero, ¿sabemos cómo llega un coche desde la mesa de dibujo hasta el concesionario? Este es un proceso que va más allá de los procesos que ya conocemos con prototipos y “mulas“, que realmente son las últimas partes de la producción.

El proceso para encontrar ese nuevo modelo en el que confía una marca comienza unos cuatro años antes de que el coche aparezca en el mercado. Todo comienza con una reunión, a la que seguirán otras muchas, para ir puliendo la idea original y dándole la forma definitiva, con la que comenzará a trabajar para que sea la forma definitiva del coche.

Tras este primer proceso, e incluso durante el mismo, los artistas se encargan de ir creando en sus mesas de dibujo la forma definitiva del coche. Se comienza con las primeras indicaciones que surgen de las reuniones y poco a poco, se van puliendo. Los primeros bocetos son eso, borradores y no tienen mucha definición. Los últimos son casi fotografías, que muestran casi todos los detalles del diseño final.

proceso-diseño-coche (3)

El diseño del CAD es la siguente fase. Se crea el modelo en tres dimensiones, gracias a programas de diseño. Con esto se le da volumen y se consigue tener una imagen virtual casi real y que permite ver también el funcionamiento del coche en una simulación.

De la mesa de dibujo al mundo real

El proceso de diseño comienza cuatro años de que aparezca el coche en el mercadoLa maqueta en arcilla es el siguiente paso. En ella se recrea físicamente el aspecto del modelo. Cuando se realiza un cambio en el modelo informático, también se hace en él. De esta manera, se puede ver al detalle cómo cambia y como afectan los cambios al coche. Una vez se aprueba el diseño exterior, ya está listo para pasar a la siguiente fase y es un modelo que podría confundirse con el coche real. Eso sí, el trabajo de artesano que lo modela alcanza casi los 5.000 kilos, que triplica generalmente el peso del modelo definitivo una vez salga de la planta de montaje.

Paralelamente, y una vez obtenido el modelo definitivo, el departamento de Color&Trim se encarga de buscar los colores exteriores más adecuados para el coche. Aunque hay unas 100 formulaciones y unos 1.000 kilos de pintura, solo se da el ok a unos 12 colores definitivos, que también sufrirán cambios, anulaciones y modificaciones.

proceso-diseño-coche (5)

Además, también se busca la mejor opción para decorar el interior, tanto en lo que respecta a los asientos como al resto de elementos que dan forma a la cabina del coche. Desde el salpicadero, los materiales que se van a utilizar como el resto de elementos que estarán en el habitáculo, listos para ofrecer toda la calidad necesaria para que el comprador esté satisfecho.

Todo este proceso dura alrededor de cuatro años, desde esa primera reunión para determinar las primeras ideas sobre el coche a fabricar hasta que el coche comienza su producción. También hay etapas en las que se prueba en carretera y pista, en las que se prueba si todas las soluciones que se han creado son realmente útiles y si todo responde a las expectativas que se han volcado en el nuevo modelo. Y, cuando se termina… Vuelta a empezar con un nuevo proyecto.

Fuente | Seat


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *