8 febrero 2012 Curiosidades, Superdeportivos

A nadie le gusta el frío, al menos a mí y de forma personal eso de estar todo el día trabajando y salir a tomar un café durante el desayuno me trae de cabeza, sobre todo el pasar del calor al frío y así todo el día, sobre todo si contamos con que soy del sur y eso del frío normalmente lo solemos llevar muy mal.

Seguramente todo esto empeore cuando nos enteramos de algo tan simple como lo que voy a contarte y que se resume con la imagen que ves en la cabecera de esta misma entrada donde puedes ver a un precioso Aston Martin DBS perfectamente aparcado y con un tremendo golpe en la parte trasera.

Al parecer todo el incidente se debió precisamente al frío y al hecho de que la calzada estaba helada, suficiente para un vehículo que circulaba muy cerca del pobre superdeportivo perdiera toda su tracción y golpease brutalmente al precioso coupé inglés.

Quizás no sea un golpe tan grave como los que estamos acostumbrados a ver últimamente en Highmotor pero si es una buena ocasión para recordarte que hay que ser mucho más previsor de lo normal cuando se circula durante invierno.

Vía | gtspirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *