5 junio 2017 Normativa

Guardia Civil

La llegada del verano implica muchas cosas. Más horas de sol, crecen las ganas de salir y el tráfico crece porque dedicamos más tiempo al ocio. Y las fiestas y momentos de ocio son más comunes cualquier día de la semana y el riesgo de sufrir un accidente a causa del alcohol y el consumo de drogas se intensifica. Al menos, es lo que piensa la Dirección General de Tráfico y por ello, durante esta semana del 5 al 11 de junio se incrementarán los controles en las carreteras.

Esta campaña intentará concienciar del riesgo que conlleva el consumo de alcohol y drogas a la hora de ponerse al volante. Para ello, se van a elegir varios puntos al azar a lo largo y ancho de la geografía española donde se van a instalar puntos de control. La idea es la de realizar más de 25.000 controles diarias para determinar si ha habido un consumo de alcohol o drogas, así que serán unos 175.000 controles a lo largo de la semana.

alcoholemia verano 2015

Durante este año se harán alrededor de cinco millones de pruebas de consumo de alcohol y se quiere incrementar el número de pruebas de detección de drogas en unas 35.000 pruebas más que en el año anterior. Los motivos se justifican en las cifras registradas el año pasado, en el que hubo un considerable número de muertes a causa de accidentes de tráfico relacionadas con el consumo de alcohol e incluso por conducir bajo los efectos de las drogas.

Según las estadísticas recogidas por la DGT, el 25% de las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol, mientras que el Instituto Nacional de Toxicología, que ha realizado estudios sobre 643 fallecidos en accidentes de tráfico, registra la presencia de alcohol, drogas o psicofármacos en el 43% de los cuerpos. Y no solo en los conductores, sino que en los cuerpos de peatones atropellados, este porcentaje crece hasta el 46%.

campana-alcohol-drogas-dgt

El año 2016 las pruebas realizadas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) ofrecieron unos datos preocupantes. Más de 100.000 conductores dieron positivo en los controles realizados, y eso sin contar los controles realizados por las policías municipales en las calles de las ciudades. Hay que recordar que el límite de alcohol consumido en aire expirado es de 25 mg/litro de aire espirado, y superarlo puede conllevar una sanción de 500 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet.

Además, la presencia de drogas en el organismo puede acarrear también una sanción considerable, de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del carnet. Además, puede existir un delito que conlleva penas de prisión, de entre tres y seis meses y multas considerables. Así que lo mejor es olvidarse de tomar algo más que una cerveza y desde luego, no consumir ningún tipo de drogas antes de coger el coche. Por la seguridad de todos y la tranquilidad de desplazarse sin problemas de ningún tipo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *