23 noviembre 2007 Curiosidades, Pruebas, Seguridad

Cuando uno está viendo una carrera de Fórmula 1 no es consciente de las prestaciones y características tan especiales de los monoplazas. Claro, como todos se enfrentan de tú a tú con sus congéneres apenas se notan las diferencias. Digo lo de apenas porque obviamente entre un McLaren o un Ferrari hay diferencias con respecto a un Spyker o un Toro Rosso, pero son mínimas. Al fin y al cabo son Fórmula 1.

En el vídeo es evidente la increíble la diferencia entre la frenada de ambos coches. El BMW M3 necesita nada más y nada menos que 32 metros más que el Williams F1 para pararse. Además, la prueba ha sido lo más justa posible, ya que ambos iban a la misma velocidad cuando empezaron a frenar.

Dicen que levantar el pie del acelerador de en Fórmula 1 equivale a una frenada fuerte en un coche de calle… Después de ver este vídeo me lo creo.

Vídeo | Youtube


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *