7 diciembre 2011 Fotos, Salón de Detroit

La marca del grupo Chrysler ha hecho oficiales los primeros datos de su próximo producto desarrollado junto a Fiat. En vez de andarse con nombres de los que luego tenga que arrepentirse ha decidido recuperar uno histórico, Dart, el cual los españoles recordarán fácilmente. Chrysler lo vende en su comunicado como una mezcla de estilo americano con genes italianos, cosa que los del otro lado del océano, según asegura la firma, adorarán por su carácter.

Por lo pronto el Dart todavía no está acostumbrado a las miradas incisivas y no se atreve más que a mostrar poco de su carrocería. Delante es inconfundiblemente un Dodge, con la calandra dividida por una cruz y unos faros en diagonal con LEDs que acentúan su personalidad deportiva. La zaga, en cambio, parece no ser más que una versión a escala reducida de la del Charger actual.

Recordamos que el Dart comparte la plataforma Compact U.S. Wide del Alfa Romeo Giulietta. Únicamente se diferencia porque es más larga y más ancha, al gusto de los consumidores norteamericanos, lo que conllevará además un mayor espacio en el habitáculo. Asimismo, poseerá suspensión independiente en las cuatro ruedas y una dirección “muy sensible”.

Más interesantes todavía son los motores que equipará el Dart. En Europa conocemos el 1.4 MultiAir Turbo de 16 válvulas, cuya potencia para este modelo es desconocida todavía. Lo acompañan una pareja de bloques denominados “Tigershark“: un 2.0 de 16 válvulas y un 2.4 MultiAir. Todos ellos se podrán combinar con tres transmisiones distintas, por lo que se podría esperar una de doble embrague.

El Dart se fabricará en la planta de Belvedere, Illinois, en la que Chrysler está realizando una ampliación de 600 millones de dólares. Se presentará en el próximo Salón del Automóvil de Detroit en Enero de 2012.

Su primer papel fue el de uno de los requisitos para que Fiat se hiciera accionista mayoritario de Chrysler y ahora viene a recuperar el concepto del Neon. Teniendo en cuenta que apelará a los clientes de allí por su naturaleza desenfadada y no prometiendo autonomías utópicas, probablemente deberían preocuparse los Civic, Focus y compañía.

Fuente | Chrysler


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *