9 septiembre 2011 Seguridad

Por desgracia los accidentes también pueden tocarles a los pilotos de prueba e ingenieros que realizan algún tipo de prueba en carretera a alta velocidad. Hace meses nos enteramos de la muerte del jefe probador de Toyota y ahora, desafortunadamente, dos ingenieros de Mercedes-Benz perdieron la vida a bordo de un SLR McLaren 722, cerca de Frankfurt.

Los dos ingenieros estaban realizando unas pruebas de control sobre el SLR McLaren, cuando el piloto perdió el control del coche a unos 300 km/h, atravesó las vallas de la autopista y chocó contra varios árboles, cayendo posteriormente a un pequeño precipicio.

El coche quedó totalmente destruido y los ocupantes salieron despedidos, muriendo instantáneamente. Viendo el estado irreconocible del SLR, ni el cinturón de seguridad los hubiera salvado.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *