29 diciembre 2011 Deportivos


Las palabras Bugatti Veyron nunca fallan si lo que se quieres es atraer la atención de los espectadores, como tampoco lo hacen las siglas GT-R. Todavía mejor es la combinación de ambas, una cautivadora unión que hoy tendrás la suerte de disfrutar.

Ocurría que cerca del Palm Beach Internacional Raceway circulaba un orgulloso conductor a lomos de un Veyron de su propiedad. Gente de la zona consiguieron persuadirlo para que entrara en el circuito y recorriera el ¼ de milla tan rápido como le fuera posible. El hombre aceptó la sugerencia.

Su rival era un Nissan GT-R negro con ciertas modificaciones en su sistema de escape y motor para que la previsible derrota ante el modelo de los 1.001 CV fuera lo más suave posible. Efectivamente, el Veyron ganó la carrera, marcando un tiempo final de 10,1 segundos y una velocidad de 224 km/h (139,4 mph). Es un resultado que se acerca bastante a los datos que obtuvo Road & Track en la correspondiente prueba: 10,2 segundos a 230 km/h.

Por su parte, el Nissan lo hizo bastante bien, muy bien de hecho. Tardó 10,9 segundos y llegó hasta los 202,3 km/h (125,7 mph), a pesar de que el tiempo de reacción fue claramente mejorable. A modo comparativo Inside Line cronometró 11,2 segundos a 199,7 km/h con un GT-R de 2011.

Fuente | Worldcarfans


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

5 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *