20 agosto 2016 Compactos, Coupés, Deportivos

FordDronekhana_screenshots_08

Los drones son el juguete de moda. No me refiero a que se trate de un juguete en el sentido clásico de la palabra, sino que se trata del nuevo dispositivo de moda que acaba gustando a todo el mundo, tanto a nivel profesional como personal. Lo que hace unos años eran simples juguetes, hoy son máquinas de una alta precisión que realizan las proezas más importantes con la ayuda de sus pilotos, que están siempre listos para ofrecer el mejor espectáculo posible.

Así que la idea de tener una competición entre dos de los mejores coches del catálogo de Ford y dos de estas pequeñas aeronaves controladas con control remoto no es nada rara. Se trata de la posibilidad de hacer moverse dos drones por un circuito predeterminado y con la presencia de un Ford Focus RS que aparece en escena derrapando y forzando a los drones a seguirle y un Ford Mustang quemando rueda y poniendo en dificultades a los jóvenes pilotos de los mismos.

FordDronekhana_screenshots_10

En el vídeo final vemos cómo estos dos pilotos, Luke Bannister y Brett Collins, del equipo británico Tornado XBlades hacen que sus drones realicen una serie de piruetas impresionantes, siguiendo el circuito y enfrentándose a los retos que se les plantea en el mismo. Dos jóvenes que saben hacer que el estos pequeños ingenios se muevan al ritmo que marcan y que permite descubrir las formidables características de estos drones.

Pero lo interesante de esto no es solo ver el resultado final del vídeo, sino pegar un vistazo a cómo se grabó esta prueba. Los drones de competición que realizan estos vuelos acrobáticos son capaces de alcanzar los 120 km/h de velocidad máxima, aunque solo durante tres minutos. Después necesitar recargar o sustituir las baterías para volver al ruedo.

En cuanto a la grabación en “Bullet Time“, el sistema que se utilizó es similar al que se hizo en la película Matrix, utilizando hasta 32 cámaras GoPro, que grababan simultánemente y consiguieron ese efecto de “detención del tiempo” que queda tan espectacular. Los vehículos que forman parte de los obstáculos que han de superar los pilotos están inmóviles, excepto el Focus RS, que realiza varias maniobras para poner a prueba la pericia de los pilotos y el Mustang, que crea una nube de humo para impedir la visibilidad a los jóvenes.

Una aventura que puedes ver, tanto terminada y lista para disfrutar como en un vídeo que muestra el making of. Espectacular, ¿verdad?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *