17 julio 2017 Comerciales, Eléctrico

NV200 Van

El creciente y continuo incremento que está experimentando el comercio electrónico en España supuso en 2017 un aumento del 21 por ciento en el volumen del negocio que mueve con un total de 24.185 millones de euros en facturación, según los datos facilitados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La recuperación de la actividad de sectores especialmente afines a este tipo de distribución como son el de la moda, los electrodomésticos o el de imagen y sonido, está provocando un elevado incremento de los llamados repartos de “última milla”, en los cuales se precisan medios de transporte rápidos, ágiles y de tamaño adecuado para la entrega de las mercancías a los consumidores, especialmente en las grandes ciudades y núcleos urbanos. Este tipo de negocio ha desarrollado notablemente la logística de proximidad en las ciudades, donde los vehículos comerciales ligeros son esenciales para las labores de reparto.

nissan-e-nv200-ecommerce-1

Y, precisamente en este contexto urbano, al ser esencial mantener un parque rejuvenecido en este tipo de vehículos de labor profesional debido tanto al elevado número de kilómetros que realizan como a las cada vez más reducidas emisiones que los Ayuntamientos les exigen para poder acceder a las zonas centrales de la ciudad (donde mayor volumen de acciones de reparto se registran). Esta situación está provocando una evolución positiva en el número de matriculaciones de vehículos comerciales en el mercado español, que cerraron el primer semestre de este año con un crecimiento respecto al mismo período de 2016 del 16,2%.

Y especialmente significativo resulta la positiva evolución que están teniendo los vehículos industriales ligeros de propulsión eléctrica. Aunque su número de matriculaciones todavía es muy pequeño con respecto al de vehículos dotados con motores de combustión, los dotados con motores térmicos (como la Nissan E-NV200, líder del mercado de comerciales ligeros eléctricos) han experimentado sólo en junio un incremento del 122,25%. El cierre al tráfico de las almendras centrales de las grandes ciudades está provocando cada vez un mayor interés de las flotas de reparto por este tipo de vehículos para desarrollar las labores de distribución de “última milla”, aquellas en las cuales la entrega llega definitivamente al cliente particular.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *