14 noviembre 2007 Compactos, Familiar, Publicidad, Vídeos

Los geniales creativos encargados del marketing de Mini lo han tenido difícil esta vez, y eso hay que reconocérselo. El Mini Clubman no sólo ha sido un coche que ha levantado tantos o más detractores que admiradores, por lo que hacer de un coche tan extraño en el mercado algo aprovechable publicitariamente es complicado.

Pero han dado en el clavo, dos puertas traseras con una abertura idéntica a las palanquitas de un popular pinball, y una bola que al tenerlas abiertas no se pierde, se la lleva consigo porque el nuevo Mini Clubman tiene capacidad suficiente para llevarla. ¿Demasiado básico para un Mini? si, pero se trata de desmenuzar y hacer comestible el Clubman de buenas a primeras, asi que bueno, está bien.

Vía | Motorpasión


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • La primera vez que lo vi me sorprendio, por fin algo nuevo en la publicidad de un coche!!!! y no una copia tras otra!!! Mis felicitaciones a los creativos de mini!

  • Cris

    INCREIBLE¡EL ANUNCIO Y EL COCHE.
    EN CARRETERA UNA PASADA Y EN CIUDAD UN EPECTACULO PARA EL QUE PASA POR SU LADO Y PARA EL QUE LO CONDUCE.
    PERO LO MEJOR ESTA DENTRO.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *