12 noviembre 2007 Curiosidades, Superdeportivos, Vídeos

Y menos si este tiene el control de tracción desactivado, porque a la vista de este vídeo, una sola mosca posada sobre el acelerador de este bicho puede dar lugar a una desgracia de considerables consecuencias (económicas especialmente).

Por mucho que conozcamos y supongamos sobre los 1001 caballos del Bugatti Veyron, a veces hay que ver vídeos como estos para darse cuenta de lo que es un nivel de potencia excesivo.

Vía | Autoblog.it


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Pedro

    La impresión que tiene que dar ese coche sin control de tracción y pedal a fondo tiene que ser increíble. Para que ir a un parque de atracciones teniendo ese coche… eso quien lo tenga.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *