28 septiembre 2011 Industria

Mientras todo mundo critica a los chinos y a su industria en cuanta oportunidad se presenta, son muchos más los que ven la ventaja que ofrece China para fabricar vehículos: una mano de obra muy barata.

Es por ello que Dan Akerson, el CEO de GM, ha comentado que el Volt sería construído en China, si los pocos ejemplares que lleguen a aquel país tienen buenas ventas y se establece una especie de “cultura del Volt” entre los compradores chinos. La mano de obra china, que incide con un costo muy bajo en el precio final, puede ser la balanza que desequilibre el precio exagerado que el Volt tiene en América.

Es evidente que las declaraciones de Akerson no son oficiales, ni GM ha comentado nada al respecto, ya que fueron hechas en un foro de discusión de Bloomberg, en donde declaraciones como éstas hay que tomarlas con pinzas.

El Volt comienza a preocupar a los ejecutivos de GM por la poca competencia que está ofreciendo al Nissan Leaf. Y China, se perfila como un benefactor inesperado que podría hacer a este modelo mucho más accesible.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *