7 noviembre 2014 Compactos, Industria

Fiat-Bravo-Easy

Tofaş, la empresa formada de la joint venture que tiene Fiat en Turquía, comunicó ayer que va a invertir mil millones de dólares (más de 800 millones de euros al cambio) en la fabricación de una gama de modelos compactos a partir del año 2016. Esta inversión se suma a la que Tofaş anunció el año pasado de 520 millones de dólares y que tan solo implicaba la producción de un nuevo vehículo en sus instalaciones de Bursa.

A ese coche, una berlina que permitirá jubilar al Fiat Linea y de la que la empresa tiene intención de montar 580.000 unidades anuales, se unen ahora un compacto y un familiar del segmento C, según ha averiguado Automotive News Europe por sus fuentes. Estos productos se montarán sobre la plataforma SUSW (Small US Wide) que ya utilizan modelos como el Fiat 500X o el Jeep Renegade.

El primero cumplirá la misión de sustituir al Bravo, cuya producción en la factoría italiana de Cassino se detuvo el pasado mes de julio, y el segundo ocupará el hueco que dejó el Stilo Multiwagon en 2008. Tofaş señala en el comunicado emitido ayer que de estos dos modelos se fabricarán una cantidad combinada de 700.000 vehículos al año.

De esos casi 1.300.000 coches que saldrán del centro de producción, la mayoría se exportarán a otros mercados. El nuevo plan de inversión de Tofaş tendrá una vigencia de siete años, desde 2016 hasta 2023. La empresa turca asegura que ya está ultimando junto a Fiat los detalles de las condiciones de inversión y comercialización en Europa occidental.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *