6 febrero 2012 Curiosidades

Tal y como lo oyes, el propietario del Nissan GT-R que ves en pantalla, quizás en un alarde de irresponsabilidad por su parte, no tuvo otra cosa que hacer que empotrar su precioso superdeportivo japonés contra la trasera de un pobre Volkswagen Polo que lamentablemente circulaba por la zona

Según el conductor del Nissan GT-R al parecer el Volkswagen se cruzó bruscamente en su camino y no tuvo posibilidad alguna de esquivarlo. Como suele ocurrir con este tipo de incidentes, la historia contada por los testigos es algo diferente. Según ellos, el Nissan circulaba a alta velocidad y no le dio tiempo a frenar a tiempo antes de empotrarse contra pobre Polo

Como dato, destacar que según los transeúntes al parecer tras ocurrir el accidente el conductor del superdeportivo japonés directamente llamó a su padre para contarle lo sucedido en lugar de auxiliar al conductor del Volkswagen al que se le había roto una pierna.

Vía | gtspirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *