27 septiembre 2011 Curiosidades, Históricos

Increíble, esta es la única palabra que se me ocurre para describir el suceso que hoy quiero contarte y que básicamente se resume en que un vehículo tan exclusivo como un Mercedes 300 SL Gullwing coupe de 1955 del que tan sólo se fabricaron 28 unidades ha sido encontrado abandonado junto a una pila de ordenadores.

Concretamente la noticia ha sido sacada a la luz por Rudi Koniczek, un especialista en restauración de joyas del automóvil que ya ha tenido la posibilidad de restaurar vehículos “hermanos” como son las unidades uno y seis de esta pequeña edición limitada aunque, nada que ver con la que ves en pantalla, mucho más especial de lo que en un principio pudiéramos imaginar.

Bajo una enorme cantidad de ordenadores viejos Koniczek ha encontrado la unidad 21, un vehículo que curiosamente todavía pertenece a su propietario original lo que, en una subasta podría disparar sustancialmente su valor de venta una vez se muestre un vehículo digno de semejante leyenda.

Según la historia, el alas de gaviota fue encontrado en Santa Mónica, California y el vehículo pertenece a Tom Welmers, un personaje que recibió este vehículo como regalo de graduación en la universidad por parte de sus padres. Este vehículo que se conducía con asiduidad hasta la década de los 70 cuando su transmisión dijo adiós y, tras intentar arreglarlo, fue abandonado en un garaje.

Lamentablemente el garaje donde decidieron guardar el vehículo durante cuarenta años ha ido acogiendo otra clase objetos hasta el punto de que, según Koniczek, tuvierón que trabajar nada menos que cinco personas a razón de diez horas al día durante dos días para poder despejar los alrededores del vehículo. Al menos, el vehículo no se encuentra tan mal como esperábamos y podrá ser restaurado.

Vía | worldcarfans


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Vico

    Corregid las faltas de ortografía, abandonado es con “B”.
    Habeis puesto “más” en vez de “mal”, y en esa misma oración, la última, hace falta una coma antes de “podrá”, para que la oración tenga sentido.

    Deberíais leer lo que escribís antes de publicarlo, por el bien de vuestra reputación.

  • Hola Vico,

    Gracias por el aviso, pero supongo que es un simple despiste, a veces hay días que siempre se cuela algo, de todas maneras lo corregimos.

    Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *