25 abril 2017 Seguridad

dgt-camaras-cinturon-seguridad-3

Parece que los españoles somos un poco temerarios a la hora de ponernos al volante. De hecho, parece ser que incluso somos capaces de ir un paso más allá y cometer alguno de los delitos que están recogidos en la legislación vigente. Eso se desprende al leer los resultados de un estudio realizado en el que 4,5 millones de conductores españoles reconocen haber cometido, alguna vez en su vida, algún delito relacionado con la seguridad vial.

Esta cantidad representa el 17% de los conductores españoles, que han realizado actos que entran dentro de esta categoría y que representan un serio riesgo, no solo para ellos, sino para el resto de los usuarios de las vías. De hecho, se estima que el 14% de los fallecidos en accidente de tráfico son víctimas de las imprudencias de otros conductores. Una cifra que nos podría hacer pensar bastante sobre la responsabilidad que tenemos ante otros conductores.

incontrol-apps

Más datos. Estos delitos representan el 35% de los que se cometen en España, una cifra realmente elevada y que realmente, no se tiene demasiado en cuenta cuando se cometen. La desinformación hace que parezca que este tipo de delitos no sean realmente importantes, pero ya hemos visto como circular a velocidades elevadas, habiendo consumido alcohol o drogas o incluso sin permiso, por lo que no se conocen las normas de seguridad básicas, puede provocar accidentes e incluso muertes.

Las autoridades han comenzado a tomarse en serio este tipo de delitos y desde el año 2008 se han realizado 900.000 procesos, de los cuales 650.000 terminaron en condenas. Sin embargo, hay unos 9 millones de conductores que no son conscientes de que este tipo de acciones pueden causar su ingreso en prisión. Y los actos contra la seguridad vial siguen siendo bastante graves y se siguen produciendo.

En este caso no hablamos de superar ligeramente el límite de velocidad o saltarse accidentalmente un semáforo en rojo. Cuando se habla de delitos relacionados con la seguridad vial nos referimos a conducir a 200 km/h por una autopista, superar los 90 km/h en una zona urbana, provocando riesgos para peatones que se encuentren en su camino (¿recuerdas el caso Farruquito?) o conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

En cualquiera de estos casos se pueden producir accidentes que no solo ponen en riesgo la propia seguridad, sino que pueden haber víctimas a causa de esos comportamientos arriesgados. En los últimos 8 años se han registrado un total de 2.400 personas fallecidas a causa de un accidente producido por un conductor que superaba el límite de alcohol, corría más de lo permitido o conducía bajo el efecto de las drogas, entre otros delitos graves.

alcoholemia verano 2015

El delito más común es conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, una actividad de riesgo que alcanza el 60% de los delitos registrados, mientras que en el segundo lugar encontramos el conducir sin permiso, con un 27 % de incidencias. En tercer lugar figura el hecho de causar situaciones de riesgo en la conducción, con un 7% y en cuarto lugar hay un 3,5 % de conductores que se niegan a realizar los controles de alcohol y drogas. Si hablamos de población reclusa por un delito contra la seguridad víal, en estos momentos hay 1.200 personas que cumplen condena por ello. El 39 % lo está por conducir sin permiso y el 22 % por homicidio imprudente.

Todos estos datos se recogen del estudio “Delitos y criminalidad vial en España. Evolución de la delincuencia contra la seguridad vial (2012-2015)”, presentado por la Fundación Línea Directa y realizado en colaboración con FESVIAL (Fundación Española para la Seguridad Vial). En él se han estudiado 580.000 jucios por estos delitos y las 450.000 condenas que han surgido de estos, además de realizar una encuesta a 1.700 conductores de toda España para determinar la percepción de este tipo de delitos.

Los conductores de entre 18 y 24 años son los que más reconocen haber cometido estos delitos, mientras que los condenados en esos juicios suelen ser hombres de entre 41 y 50 años. En cuanto a la percepción de estos delitos, el 91 % de los encuestados cree que se deberían endurecer las penas para los que cometan estos delitos. Y si se trata de un famoso, las penas deberían ser más duras, para que cumpla con una función ejemplarizante frente a la sociedad. Y tú ¿qué opinas sobre este tema? ¡Cuéntanoslo!


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *