24 febrero 2008 Industria

Espuma que atrapa el CO2 del tubo de escape

Un endurecimiento en Europa en lo que respecta a las emisiones de los automóviles tiene algo preocupado a los fabricantes. En un futuro tendrán que esmerarse en reducir más las emisiones de lo que ya lo están haciendo. Unos científicos estadounidenses pueden haber llegado a una solución muy atractiva.

Los científicos han desarrollado un nuevo material parecido a la espuma que tiene la propiedad de poder atrapar hasta 83 veces su volumen en CO2. La espuma puede ser usada en entornos de altas temperaturas y presiones, lo que la hace perfecta para ser instalada en el tubo de escape. Además, puede ser tratada para eliminar el CO2 de cara a poder ser reutilizada.

El material tiene una peculiar estructura cristalina porosa, la cual se logra uniendo materiales orgánicos con átomos de metales como el cobalto o el zinc. Las uniones entre ellos son los que capturan el CO2, además de otras sustancias nocivas provenientes del escape de los coches.

Los desarrolladores esperan que el material se use para filtrar los humos que salen de los tubos de escape, de las chimeneas de las fábricas, etc. Quizá hasta surja una nueva industria especializada en reciclar la espuma para que pueda ser reutilizada. La NASA en conjunción con científicos españoles, hace un llegaron a un invento similar llamado “Aerogel”, que es empleado en la exploración espacial. Este gel también podría ser utilizado en un futuro en la industria del automóvil.

Vía | Motor Authority


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *