29 mayo 2017 Coupés, Gama / versiones

rr-sweptail

Tener un coche exclusivo no es nada fácil. O se tiene mucho (pero mucho-mucho) dinero o te tendrás que conformar con un vehículo que tiene en su garaje un buen número de personas. Pero si eres millonario (y quiero decir MILLONARIO), puedes permitirte algunos lujos que no están al alcance de los demás mortales. Como, por ejemplo, contar con un coche único, que además puede ser que tenga el honor de ser el coche más caro del mundo.

Eso es lo que ha experimentado un cliente de Rolls Royce, posiblemente uno de esos que en la compañía tienen en alta estima, que ha ordenado la creación de un modelo único, que aunque se basa en el Rolls Royce Phantom que tenemos actualmente en el mercado, ha recibido un tratamiento especial para convertirlo en algo especial. Más especial de lo que es un Phantom, quiero decir.

Rolls-Royce-Sweptail-Price-6

El Rolls Royce Sweptail se ha presentado en un marco de lujo, el Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Y pese a que este evento es la elegancia en estado puro, el coche ha destacado por méritos propios. Este modelo, cuyo diseño, al parecer, fue sugerido por el misterioso comprador, une la estética de la marca en las décadas de los 20 y 30 del siglo pasado con un toque naútico, que recoge la herencia de los yates de lujo.

Esta combinación consigue un aspecto realmente espectacular, que hace que esté coupé de dos plazas sea una pieza única en el mundo. No se fabricará ninguno más y quedará como un ejemplar por el que suspirarán muchos elegantes conductores. La parte delantera remarca la pertenencia a la prestigiosa marca, pero ofreciendo un aspecto más radicalmente lujoso, con una gran parrilla enmarcada por dos faros redondos, coronado ambos elementos por la figurita emblema de la marca, esa que no se puede robar.

Rolls-Royce-Sweptail-Price-2

Es en la parte trasera donde se ha trabajado más para ofrecer un cambio sustancial a la imagen del coche. El techo baja de manera suave, creando un aspecto muy original y atractivo. Recuerda al acabado que tenían los coches de la marca hace un siglo, pero actualizado y llevándolo hasta ese aspecto naútico del que hemos hablado antes. Y el interior reproduce todo es lujo para que el afortunado que podrá sentarse al volante se sienta en un entorno espectacular.

A nivel mecánico no hay cambios, pero todos esos cambios estéticos, que disfrutan de un diseño que no se repetirá nunca y que utilizan materiales de primera calidad, hacen que este coche sea el más caro fabricado nunca. Puedes verlo en estas imágenes y en el vídeo que ha publicado el Youtuber Effspot.

Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *