12 junio 2010 Curiosidades, Fotos, Superdeportivos

viper2004

Debe ser muy frustrante para un mecánico destrozar las horas de trabajo en un simple test, y más frustrante debe resultar cuando te llaman por teléfono diciendo que tu coche está reparado y cuando lo vas a buscar está peor que cuando entró.

Esto último le pasó a un ciudadano americano residente en Texas, llevó su Dodge Viper RT-10 de 2004 a un taller especializado para realizar una reparación y al llegar a recoger su Viper, supuestamente reparado, se encontró con el coche hecho trizas.

Resulta, que el mecánico encargado de reparar el coche, salió a hacer un último test, cuando cambiaba de segunda a tercera marcha perdió el control del vehículo y se estrelló contra un árbol destrozando todo el lateral del coche. Para la tranquilidad de todos, el mecánico resultó ileso pero el disgusto tuve que ser mayúsculo.

viper20042

Vía | Wrecked Exotics


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *