24 enero 2012 Curiosidades

En el País vecino parece que está de moda falsificar matrículas con el único objetivo de eludir todo tipo de multas. Tiene que ser muy frustrante ser de Cádiz y recibir una multa por exceso de velocidad en carreteras gallegas. ¿Cómo lo hacen? Bastante sencillo.

Existe un sitio web en el que únicamente tenemos que seleccionar la opción “Auto” o “moto”. Tras esto introducimos nuestro número de matrícula, pagamos los gastos de fabricación y envío y voilà –nunca mejor dicho- recibimos en casa una nueva matrícula. Lo único complicado es encontrar un coche del mismo modelo, color,… que el tuyo.  Eso sí, la web no se hace responsable del mal uso de la matrícula vendida, aconsejando que un mal uso podría provocar una investigación del Ministerio del Interior al comprador.

Esta práctica está siendo más que común en Francia. En 2010 se identificaron más de 5.000 coches con matrículas falsas, lo que supuso un 40% de crecimiento respecto a 2009.

Hacer esto te puede restar unos “eurillos” de multa pero los delincuentes que cometan este fraude se tienen que enfrentar a condenas realmente duras económicamente, sobre todo. En primer lugar, la ley establece un mínimo de tres años de cárcel y, además, 45.000€ de multa. 

Vía | Autonews.fr


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *