28 febrero 2011 Curiosidades, Superdeportivos

ferrari-f50-fbi-car-crash-lawsuit-01.jpg

Para hablar de este incidente hay que remontarse hasta el año 2003 cuando unos ladrones robaron un nada menos que un exuberante Ferrari F50 en un concesionario de Pennsylvania, concesionario que una vez cometido el delito directamente dio parte al seguro y cobró la prima por el robo del superdeportivo.

Años después, concretamente en agosto del 2008, el FBI encontró el coche en Kentucky, recuperándolo y guardándolo mientras culminaba y no la investigación en Lexington. Precisamente una larga investigación en la que uno de los agentes federales, muy atrevido por su parte, se decidió a darse una vueltecita en tan atractivo superdeportivo acabando su aventura con el F50 estrellado contra un árbol

ferrari-f50-fbi-car-crash-lawsuit-02.jpg

Como es lógico, una vez conocido tal incidente, la aseguradora demandó al FBI y al Departamento de Justicia por los 750.000 dólares en los que estaba valorado el superdeportivo, sin embargo, como es lógico, su demanda fue rechazada. Después de esto la aseguradora se volvió a armar de valor volviendo a demandar al FBI para que hiciera públicos ciertos detalles como el uso, custodia, posesión, almacenamiento y transporte del Ferrari, volviendo a rechazarse sin muchos miramientos.

Lamentablemente para el FBI en Estados Unidos se acaba de aprobar una ley, concretamente la denominada como Acta de Libertad de Información por la que tanto el FBI como el Departamento de Justicia están obligados a revelar los datos del accidente por lo que una tercera demanda por parte de la aseguradora obligaría al FBI a pagar los 750.000 dólares en los que estaba valorado el superdeportivo italiano.

ferrari-f50-fbi-car-crash-lawsuit-04.jpg

ferrari-f50-fbi-car-crash-lawsuit-03.jpg

Vía | gtspirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *