20 noviembre 2012 Superdeportivos, Tecnología

Desde los primeros tiempos del automóvil, circular con el menor peso posible ha sido uno de los objetivos de grandes preparadores y un reto para los ingenieros. Desde Colin Chapman hasta las marcas más mayoritarias, pasando por los coches de competición, todos quieren que el peso sea un factor minoritario en la ecuación.

Entre esas marcas no podía falta nada menos que Ferrari, de quien se rumorea que su próximo deportivo será una oda al bajo peso y al empleo de materiales más livianos. Concretamente, se dice que el F70 (o proyecto F150 o continuador del Enzo) estará pensado casi lo mismo que un Mazda MX-5 o en el borde de los 1.000 kilos.

El uso del carbono, del aluminio y del kevlar será algo que se destacará por encima de todo en el nuevo Ferrari. Como dato, el monocasco de fibra de carbono no pesa más que 70 kilos. Mecánicamente el V12 va a entregar aproximadamente unos 730 caballos, apoyados por un tren motriz eléctrico con otros 100 equinos disponibles.

De los valores de peso que hemos dado, ya se está contando el tren motriz, de modo que va a ser verdaderamente impresionante ver en acción al F150, un híbrido al que le importan un soberano bledo las emisiones y el gasto de carburante, ya que el motor eléctrico y el KERS están acoplados para dar más potencia y no para ahorrarla. Seguramente, un rival más que digno del McLaren P1.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *