21 marzo 2012 Fotos, Pruebas, Urbanos

Continuamos con la prueba del modelo más urbano de la marca italiana, el Fiat 500 que lo probamos con el motor 1.3 Multijet que entrega una potencia de 95 CV. Como vimos en la primera parte este propulsor ofrece unas prestaciones muy interesantes y que permite moverlo con facilidad por la ciudad.

Además vimos como era su comportamiento en carretera y los niveles de consumo en ciudad y circulando por autopista. En esta segunda parte analizaremos tanto el diseño exterior como el interior, también hablaremos de la calidad de los acabados y de la habitabilidad del interior del habitáculo. Por último os informaremos de los precios disponibles y daremos nuestra valoración final del Fiat 500.

Diseño exterior

Uno de los aspectos claves del Fiat 500 es su estética exterior que le da a este urbanita un aire extra de elegancia. Si vemos su frontal este está dominado por unas ópticas redondas que nos recuerdan al antiguo 500 y destaca una linea cromada que envuelve el logotipo de la marca y que combina con otros elementos como los retrovisores la manilla de la puerta o el paragolpes trasero.

El Fiat 500 mide unos 3,546 metros de longitud que junto a un ancho de 1,627 metros y una altura de 1,488 metros le configura esa forma “ahuevada” tan característica. En su vista lateral lo que más nos llama la atención son las llantas opcionales de 16 pulgadas que le permite tener un aspecto un poco más deportivo. Mientras que en la zaga del vehículo encontramos un pequeño spoiler y un tubo de escape cromado.

Además nuestra unidad en concreto contaba con un color negro para la carrocería combinado con dos vinilos blancos que van desde el capó y se extiende hasta el techo, lo que hacía que todavía fuese mucho más llamativo. Por lo tanto la estética del Fiat 500 sigue guardando algunas características del modelo anterior pero sin olvidar actualizarse.

Diseño interior, habitabilidad y acabados

Si pasamos al interior del habitáculo lo que primero que vemos es la combinación de colores escogida para sus asientos que también combinan el cuero con la tela. Los asientos delanteros son bastante cómodos para trayectos por la ciudad, además, como vimos en la primera parte, el puesto de conducir es algo elevado, con respecto a otros modelo urbanos, lo que te permite poder ver mejor la carretera.

Una vez sentados nos fijamos en que el tablero de instrumentos cuenta con una única esfera donde aparece tanto el velocímetro como el cuentarrevoluciones y el ordenador de a bordo. Otro detalle del que nos damos cuenta antes de encender el coche es que el volante se puede ajustar en altura pero no en profundidad lo que limita un poco adaptación a cada conductor.

Una vista general del salpicadero nos hace ver que el Fiat 500 tiene materiales y acabados bastantes correctos con una parte superior con materiales blandos y la inferior con plásticos. Si pasamos a la consola central está no está muy cargada de botones ya que únicamente tiene los del equipo de música, los mandos del climatizados y dos botones adicionales: el modo City y el encendido de las luces antinieblas.

Sin embargo una de las cosas que echamos de menos en el interior del Fiat 500 son las guanteras ya que únicamente disponemos de las las puertas, la del copiloto y una bastante pequeña situada en la parte inferior de la consola central. Por lo que se echa en falta un espacio que nos permita guardar el móvil o las llaves de casa.

Dejando la parte delantera nos vamos a las plazas traseras donde sólo encontramos espacio para dos pasajeros. Estas plazas permiten viajar a dos adultos con facilidad por su altura pero algo justo en el espacio para las piernas. Sin embargo no debemos olvidarnos que estamos ante un urbano por lo que las plazas sería suficientes. El acceso a ellas es bastante fácil puesto que el asiento delantero se mueve fácilmente y permite crear el espacio suficiente para que entre un adulto. De nuevo volvemos a encontrarnos aquí la dificultad de encontrar una guantera para poder dejar nuestras cosas.

Por último está el maletero que tiene una capacidad de 180 litros y es aquí donde encontramos alguna diferencia con otros urbanos que nos permite un espacio de carga mucho mayor.

Equipamiento y precios

El Fiat 500 está disponible principalmente con tres niveles de equipamiento: pop, lounge y sport. El primero de ellos trae de serie, entre otros, ordenador de a bordo, retrovisores eléctricos o elevalunas eléctrico. Por su parte el Lounge añade al Pop el climatizador manual, llantas de 15 pulgadas, sistema Blue&Me o Hill Hoder,

Por último el acabado Sport está disponible con asientos deportivos o tubo de escape cromado. En cuanto a los precios el Fiat 500 1.2 8v 69 CV Pop está disponible desde los 11.650 euros que con la oferta actual queda en unos 10.750,62 euros. Mientras que para hacerse con el 1.2 8v 69 CV Lounge habrá que desembolsar al menos 13.650 euros.

Valoración final

Por lo tanto el Fiat 500 con el motor 1.3 Multijet 95 CV de potencia se muestra como una buena opción para aquellos que busquen una movilidad urbana con una conducción que le permite un mayor disfrute ya que como veíamos las prestaciones de este propulsor son bastante respetables.

A nivel interior el 500 cuenta con unos acabados generalmente buenos con un equipamiento bastante completo Además su estética exterior le da a este urbano unos aire de exclusividad gracias a un diseño que combina lo retro con lo actual.

Fotos | David Taboada


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *