Highmotor » Fichas » BMW » M4

BMW M4

g-power-bmw-m4-gts-1
El punto más alto de la Serie 4 de BMW, hablando en términos de rendimiento, se llama BMW M4 GTS. Mejora su dinamismo en múltiples aspectos respecto a un M4 normal y se acerca aún más a una conducción pura y prácticamente reservada solo para circuitos.

Además, el M4 GTS es un coche exclusivo que por precio y, sobre todo, por su limitado número de unidades a solo 700 unidades de las que ya están todas vendidas, no es accesible para cualquier persona.


De serie cuenta con el mismo propulsor de 3 litros con sobrealimentación y seis cilindros en línea colocado longitudinalmente, pero su configuración es diferente respecto a la de un M4, tanto que llega hasta los 500 caballos a pleno rendimiento.

G-Power ofrece varias mejoras dinámicas en distintos niveles. Mediante reprogramaciones y ajustes en la centralita de unidad del motor, el aumento de su rendimiento es bastante aceptable: 575 caballos y 740 Nm en total.



Pero la parte más divertida llega gracias a importantes modificaciones como son, además de la reprogramación de la centralita, la modificación del sistema de sobrealimentación incluyendo los dos turbos y un nuevo sistema de escape que reduce la temperatura de los gases salientes aumentando por consiguiente la presión de soplado del sistema. Así, la ganancia es de nada menos que 115 caballos respecto al modelo de serie, es decir, un M4 GTS tras pasar por las manos de G-Power puede rendir 615 caballos y 760 Nm.

Con estos datos de potencia, el M4 GTS modificado por G-Power es capaz de hacer el 0 a 100 en 3,6 segundos. En este apartado, la ganancia no es demasiado grande, ya que solo reduce el tiempo en 2 décimas de segundo, pero el enorme par motor de 760 Nm mejorará su respuesta a la mínima insinuación sobre el pedal del acelerador. No nos han facilitado el tiempo que tarda en cubrir, por ejemplo, el 80
Leer más

Otras noticias de BMW