Highmotor » Fichas » Bugatti » Veyron

BUGATTI VEYRON

Bugatti-Vision-Gran-Turismo-3

Los superdeportivos son esos coches con los que todos soñamos, pero que nunca podremos conducir. Son vehículos con impresionantes especificaciones técnicas que rugen como ningún otro y una presencia sobresaliente. Y sí, son tremendamente caros. Pero no es solo lo que cuestan en el momento de comprarlos, sino que en el momento de llevarlos al taller también hay que desembolsar una cantidad de dinero realmente importante. Claro que, para alguien que puede conducir estos coches, no supone ningún problema.

Todos los superdeportivos han de pasar por una revisión anual, para mantener todos sus elementos en perfecto estado. Algunos, incluso, deben de pasar por el taller cada seis meses, porque las altas velocidades a las que se les somete (en circuito, no lo olvides. En carretera, solo pueden ir a 120 km/h) producen un desgaste considerable y hay que cambiar alguno de ellos cada pocos miles de kilómetros.




No todos los modelos tienen el mismo coste cuando visitan al mecánico. Eso sí, todos ellos superan varios miles de euros en cada visita, aunque se trate de simples revisiones. En el caso del Bugatti Veyron, por poner solo un ejemplo, la primera revisión supera los 15.000 euros. Este coste viene justificado por la marca porque la revisión no la realizan mecánicos, sino ingenieros.

Esto hace que el coste de la mano de obra se dispare a más de 6.000 euros. Si hay que cambiar algún elemento del coche, el precio se dispara. Porque las piezas son también extremadamente caras y suponen un esfuerzo extra para el propietario. Por ejemplo, un cambio del embrague puede suponer varios miles de euros.



En el caso de los neumáticos también repercute el precio. Por ejemplo, siguiendo con el Bugatti Veyron, las ruedas son exclusivas y solo las fabrica Michelín. Son tan exclusivos que la marca de neumáticos no
Leer más

Otras noticias de BUGATTI