Highmotor » Fichas » Mazda » CX-3

MAZDA CX-3




Mazda ha lanzado al mercado un crossover que está teniendo un importante éxito en ventas, aupado por el éxito de los SUV, por su diseño y por la calidad que ofrece situándose por encima de los SUV de marcas generalistas. El Mazda CX-3 es un coche que sorprende, más aún en combinación con el recién estrenado motor 1.5 Skyactiv-D con 105 CV. Nosotros lo ponemos a prueba en una versión del CX-3 con tracción total y caja de cambios automática de seis relaciones.

Diseño exterior

Trasladar las líneas del CX-5 y además hacerlo creando un coche con personalidad propia y muy llamativo no es fácil, pero Mazda lo ha conseguido con el CX-3. Exteriormente tiene un diseño que la firma japonesa denomina "Kodo" y que se inspira en el mundo animal, para ser concretos en el momento justo antes de iniciar el movimiento.



Todo esto, en la práctica se traduce en un coche con líneas marcadas, con personalidad y cierto toque deportivo, especialmente en su frontal que comparte elementos con el resto de modelos Mazda (como la parrilla) y donde llaman la atención los faros Full-LED de nuestra unidad.

Lateralmente como buen SUV cuenta con unos marcados pasos de rueda junto con unas generosas llantas de aleación, que en el caso de nuestra unidad eran de 18 pulgadas. También se puede apreciar la línea descendiente en la parte trasera con el pilar D en color negro aumentando la sensación de deportividad y de fluidez de líneas. En la zaga destaca el enorme portón y los faros traseros con tecnología LED. La parte deportiva viene de la mano de la doble salida de escape.

Diseño interior



Al volante del Mazda CX-3 encontramos un puesto de conducción sencillo pero con calidad, la postura de conducción es similar a la de un turismo (ligeramente elevada) con una buena visibilidad tanto frontal como lateral, mientras
Leer más

Otras noticias de MAZDA