Highmotor » Fichas » MINI » Clubman

MINI CLUBMAN

mini-clubman-1

Esta semana en la sección de pruebas de Highmotor tenemos con nosotros una propuesta original de un fabricante original.

Sí, hablamos de MINI, y de uno de sus modelos más especiales, el Clubman, en su versión Cooper, propulsada por un motor de gasolina de 136 CV.



Diseño exterior, original y con personalidad

El Clubman de segunda generación mantiene, en líneas generales, la personalidad y los rasgos característicos mostrados por la primera generación. El frontal del Clubman es típicamente MINI, con todos los elementos que conforman la "expresión" de cualquiera de los modelos de la firma británica.

El morro está formado por una parrilla de generoso tamaño, enmarcada mediante una moldura cromada y acompañada por una pequeña entrada de aire, alargada. Los faros principales, que en esta unidad disponen de tecnología LED, se colocan de nuevo en una parte más elevada del frontal, casi en los "hombros" de los pasos de rueda. Los pilotos antiniebla se colocan en los extremos, enfatizando así la sensación de anchura.


El Clubman no puede esconder sus raíces MINI
El lateral del Clubman disfruta de las típicas líneas MINI, con un pilar A bastante vertical, formando un ángulo muy brusco tanto con las aletas como con el techo. Los retrovisores están anclados en la puerta y están decorados en una tonalidad negra brillante, igual que los pilares, que disfrutan así de una sensación de "techo flotante".

Los pasos de rueda están rematados con molduras negras texturadas, que combinan a la perfección con las llantas multirradio de 17 pulgadas de nuestra unidad, rematadas en negro brillante. Llama la atención la "branquia" presente en la parte inferior de los pasos de rueda delanteros, que provoca una sensación de "músculo" muy atractiva.

La zaga es, posiblemente, la parte más controvertida y personal
Leer más

Otras noticias de MINI