Highmotor » Fichas » MINI » John Cooper Works GP

MINI JOHN COOPER WORKS GP

MINI-JCW_Krumm-Performance (5)

La variante más radical del MINI es sin duda el John Cooper Works, un pequeño deportivo dotado de un propulsor de 2,0 litros y cuatro cilindros que arroja 231 CV de potencia, unas cifras que le permiten pasar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y convertirse en uno de los vehículos de segmento B más potentes disponibles en el mercado actual. Pero si esto te sabe a poco, el preparador alemán Krumm-Performance presenta este paquete de actualizaciones que otorga una vuelta de tuerca más al compacto británico.

Bajo el capó, la mecánica original del MINI John Cooper Works recibe un kit de fase III, el cual contempla un turbocompresor revisado, un intercooler de carreras, una mejora de la admisión de combustible y un escape completo firmado por Akrapovic. La mezcla de componentes otorga una potencia máxima de 300 CV y 400 Nm de par motor, unido a un sonido más que atractivo.



El aumento de rendimiento tiene un coste de 4.999 euros, mientras que el propulsor está asociado a un caja de cambios revisada con un diferencial de deslizamiento limitado Drexler y un embrague de competición Sachs, ambos con un sobrecoste de 3.770 euros. Con el objetivo de mejorar el manejo y control del pequeño MINI John Cooper Works, el preparador ha instalado un kit de frenos AP-Racing con pinzas de cuatro pistones y discos de freno de 330 mm, así como una suspensión firmada por KW Clubsport y llantas de 17 pulgadas ATS-GTR calzadas con neumáticos Dunlop Direzza 03G.

En el apartado estético, el MINI John Cooper Works de Krumm-Performance recibe un difusor trasero hecho a medida para dar cabida a las salidas de escape gemelas del sistema Akrapovic, asientos Recaro tipo baquets, un volante Ultraleggero de la marca OMP y unas barras antivuelco Wiechers Clubsport.

Vía | WorldCarFans

[gallery ids="195876,195872,195877,195879,195878,195874,195875,195873"]
Leer más

Otras noticias de MINI