Highmotor » Fichas » Nissan » Pulsar

NISSAN PULSAR

Nissan_Pulsar_1

Esta semana en la sección de pruebas de Highmotor tenemos un invitado de lo más completo que, desafortunadamente, está pasando demasiado desapercibido en nuestro mercado.

Hablamos del Nissan Pulsar, el compacto de la marca japonesa, que con su motor diésel 1.5 dCi y su acabado Tekna, se convierte en una excelente opción apenas conocida.



El Pulsar es un producto maduro, con muchos años de trayectoria en otros países y regiones. Sin embargo, en Europa hemos tenido que esperar para poder disfrutarlo. El Pulsar llegó al mercado a principios de 2014 con la intención de sustituir al Tiida, el anterior compacto de Nissan, que pasó sin pena ni gloria por nuestro país debido, sobre todo, a un diseño anodino y soso.

Tras su retirada en 2011, el Pulsar ha llegado tras casi tres años de vacío en el segmento C por parte de la marca, que intentó rellenar ese hueco con el Qashqai. Es evidente que el Qashqai supuso -y supone- un éxito incontestable para Nissan, que incluso a día de hoy, casi una década después de su lanzamiento inicial, sigue vendiéndolos como churros.

Diseño exterior



El Pulsar tiene que coexistir con el Qashqai, viviendo a la sombra del SUV compacto. Es evidente que su diseño no enamora al primer vistazo, ya que en Nissan han decidido ofrecer un aspecto más clásico y suavizado, pensado para satisfacer a un público más amplio.

El frontal ofrece unos trazos muy familiares, plenamente reconocibles como Nissan. La parrilla, con las molduras cromadas en forma de V y el gran logo de la marca, otorgan al Pulsar la personalidad suficiente para ser un producto de la firma japonesa. Los faros, colocados como continuación de la parrilla, conforman la "mirada" del coche.

En la parte inferior del paragolpes encontramos una segunda rejilla con la forma invertida respecto a la otra, junto con unas pequeñas ópticas redondas situadas en los extremos que integran tanto los antinieblas
Leer más

Otras noticias de NISSAN