Highmotor » Fichas » SsangYong » XLV

SSANGYONG XLV

ssangyong-sass-3

Hace unos días asistíamos a la presentación de la renovada gama 2017 del SsangYong Korando, un SUV compacto con mucho peso dentro de la oferta del fabricante coreano.

El Tívoli es sin duda el referente hoy día de la marca, y con la llegada del sistema de seguridad preventiva SASS reafirma su condición aún más.



La seguridad es a día de hoy uno de los factores primordiales que nos hacen inclinar la balanza hacia uno u otro lado a la hora de adquirir un vehículo. Cualquier vehículo que se venda en nuestro continente cumple unas estrictas normas de seguridad, pero no todos apuestan por la excelencia.

Sin embargo, es cada vez más habitual encontrar sistemas de seguridad preventiva en vehículos cada vez más económicos, algo que habla en favor de la democratización de este tipo de sistemas de seguridad, que cada vez son más avanzados, competentes y capaces. SsangYong introduce el sistema SASS, un conjunto de funcionalidades que llegan, en una primera fase, al Tívoli y XLV.



El sistema SASS -Seguridad Activa SsangYong- está compuesto por una cámara frontal con 52º de visión horizontal y 38º de visión vertical y una unidad de control, capaz de actuar sobre sistemas como el acelerador y freno, el ESP, el ABS y la centralita motor.
Mediante este sistema, el vehículo disfruta de hasta seis nuevas funcionalidades que hacen de los Tivoli y XLV los referentes en seguridad en su segmento.

Alerta de Colisión Frontal FCW y Sistema de Frenada de Emergencia Autónomo AEBS

Los dos primeros sistemas están relacionados con la prevención de accidentes. La Alerta de Colisión Frontal (FCW, Front Collision Warning) avisa al conductor en caso de riesgo de colisión con un vehículo o peatón. Tiene un rango de funcionamiento comprendido entre los 8 y 180 km/h para vehículos y entre 8 y 70km/h para peatones.
Las seis funcionalidades
Leer más

Otras noticias de SSANGYONG