Highmotor » Fichas » Toyota » C-HR

TOYOTA C-HR

toyota-chr-prueba-hm-3

Con la resaca del Salón de Ginebra y la celebración del Premio al Coche del Año en Europa, en el que nuestro protagonista ha ocupado una de las plazas finales, damos la bienvenida a un nuevo integrante de la sección de pruebas de Highmotor.

En este caso tenemos con nosotros lo último de Toyota, un nuevo vehículo híbrido que rompe los esquemas de lo que hasta ahora conocíamos como híbrido de la marca japonesa. Es el C-HR, que con su acabado intermedio Advance, se presenta como uno de los cocos del segmento.



Diseño exterior, original y llamativo

Es evidente que desde Toyota han querido, ya desde el primer momento, lanzar uno de los vehículos más originales y llamativos del momento. Es por ello que el C-HR deja completamente de lado la sobria imagen de modelos como el Auris, dando un salto adelante incluso respecto al nuevo Prius, que ya se calificó como de "extremo" en algunos aspectos.

El C-HR es un vehículo diseñado por y para Europa. Su planteamiento es diferente al del Prius, ya que está planteado como alternativa para aquellos clientes jóvenes, de medio-alto poder adquisitivo, que estén buscando un vehículo moderno, muy equipado y que se diferencie claramente de sus rivales.


El C-HR mide 4.36 metros, 1.80 de ancho y 1.55 metros de alto

Distinto a cualquier Toyota de la actual gama, el C-HR disfruta de un frontal muy robusto, casi sin parrilla, con unos grupos ópticos de gran tamaño perfectamente integrados con los "bigotes" cromados que prolongan la imagen del gran logo que preside el morro, con un ligero fondo azul, como en todos los Toyota con tecnología híbrida.

El frontal se completa con unas molduras a los lados con forma de cuña, a lo que hay que añadir una parte inferior en color negro -plástico sin pintar- en la que se encuentra integrada tanto la entrada de aire como los antiniebla, que en esta unidad son LED.

El lateral del
Leer más

Otras noticias de TOYOTA