6 agosto 2017 Superdeportivos

Ferrari-Testarossa-3

Es uno de los coches más míticos de la marca del Cavallino Rampante, todo un símbolo del lujo de los años 80 que ha superado a la propia marca y se ha convertido en un icono de una época donde los superdeportivos comenzaban a ser reconocidos. El cine y la televisión lo convirtieron en todo un mito, cuando lo condujo Sonny Crockett o apareció como símbolo de poder y elegancia en varias películas. Ahora, Ferrari se enfrenta a un grave problema, y es que un fabricante de juguetes en Nürenberg quiere hacerse con el nombre y arrebatárselo a la marca italiana.

Al parecer, a lo que se aferra este empresario es que a que Ferrari no le ha dado protección al nombre ‘Testarossa‘ lo largo de los últimos cinco años, así que podría perder los derechos de utilización del mismo. Una cosa que nos sorprende pero que, al parecer, es algo que podría suceder. Si una marca no se utiliza de manera frecuente y con fundamento, el propietario podría perder los derechos de uso. Por ese mismo motivo, las productoras de cine tienen que hacer películas de determinados personajes para mantener los derechos, por ejemplo.

Ferrari-Testarossa-5

La decisión de los jueces parece estar de acuerdo con esto, así que Ferrari podría perder en breve todos los derechos sobre el nombre ‘Testarossa‘, aunque todavía le queda la posibilidad de recurrir esa sentencia y elevar el caso a otro tribunal. La marca italiana argumenta que la marca está conveniente protegida porque se está dando soporte a las reparaciones y mantenimiento de los antiguos modelos que todavía están en activo, que al parecer no son pocos.

El Ferrari Testarossa puede llegar a desaparecer y quedar solo como un recuerdo, y a saber si incluso eso puede ser eliminado, porque las cosas de abogados son bastante complicadas y pueden llevar muchos problemas para Ferrari. Pero eso, si la marca no actúa con rapidez y decide seguir adelante con sus alegaciones, el próximo Testarossa que veamos en el mercado puede ser una maquinilla de afeitar, un bollito de chocolate o cualquier otra cosa que se le ocurra a la empresa que registre el nombre. Bueno, a una mala, podremos tener un Testarrosa en casa, por fin. ¿Crees que finalmente sucederá?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *