30 septiembre 2011 Berlinas, Eléctrico, Industria

Estamos casi entrando al mes de octubre y no parece muy posible que Fisker pueda construir 2.700 Karma en los tres meses que quedan del año, si en dos años solamente logró sacar de la cadena de montaje a 200 vehículos. Aún así, Fisker ha anunciado que todas los pedidos hechos hasta el momento serán entregados este mismo año.

Como Tesla con el modelo S, Fisker ha estado haciendo frente a una serie de retrasos que han respondido a demoras en la aprobación del modelo por parte del gobierno americano, además de la inevitable sangría económica para sacarlos al mercado en los plazos establecidos.

De momento, hay hechos 3.000 pedidos y unas 200 unidades construidas que tiene que pasar por todo el proceso de aprobación de la EPA nortemaericana y del CARB, la “agencia del aire puro” de California. Y dado que este estado americano es el que va a la vanguardia para vender coches eléctricos o alternativos, Fisker tendrá que cumplir con la espera forzosa.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *