15 febrero 2014 Híbridos, Industria

fisker

Luego de varios meses de negociaciones, finalmente Fisker Automotive ha sido vendida a una compañía basada en Hong Kong, con representación en EEUU. Se trata de Wanxiang America, el mayor fabricante establecido en China de recambios, que ha pagado casi 150 millones de dólares por la malograda marca de híbridos enchufables.

Fisker Automotive no estaba interesado en que Wanxiang fuera el ganador de la puja, ya que sospechan que la compañía oriental había estado tras bambalinas de una operación bien planeada para poner en bancarrota el año pasado a A123 Systems (la compañía que producía las baterías para Fisker), lo cual debería llevar a la quiebra también a Fisker, como finalmente sucedió.

Aunque Fisker formalizó el pedido de no ser vendido a Wanxiang ante el juez americano, finalmente éste decidió continuar con la venta. Al parecer, Fisker había llegado a un acuerdo secreto para que la venta se diera en favor de una compañía llamada Hybrid Tech Holdings, pero su oferta fue demasiado baja para ser tenida en cuenta por el juzgado (55 millones de dólares).

Sin embargo, Hybrid Tech permanecerá como uno de los inversores principales de Fisker, junto a Wanxiang, sus nuevos propietarios. Los planes contemplan que el Fisker Karma vuelva a producción, esta vez en EEUU en lugar de ser fabricado en la planta finlandesa de Valmet.

Vía | Green Car Reports


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *