22 febrero 2010 Pruebas, Urbanos

Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV

Aun recuerdo la presentación del modelo en el Salón del Automóvil de Madrid de 2008 con ese excepcional juego de coreografías, luces y sonido donde los bailarines se metían en un biombo con una ropa y salían con otra completamente diferente, estilo Superman. Ford ha querido hacer eso con este modelo, pasar de un diseño normal a su denominado Kinetic Design, que comenzó con el Focus si no recuerdo mal.

Está claro que lo ha conseguido, ha dado un giro total a su diseño, tanto interior como exteriormente, del que ha salido exitoso. Y prueba de ello son el Kuga y el Mondeo (ya probados). Nos faltaba el hermano pequeño (aunque no el bebé Ford Ka, recién renovado) y aquí lo tenemos. Desde aquel día que lo vi, me entró por los ojos, pero como las malas lenguas dicen que “las apariencias engañan”, quisimos comprobar con nuestras propias manos si se podía aplicar el refrán a este modelo o no. ¿Me acompañáis?

Motor y prestaciones

Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV

La versión probada montaba el motor más potente de gasolina, un 1.6 litros de cilindrada que ofrece 120 CV a 6.000 rpm. El para máximo de 152 Nm se alcanzaba a 4.050 rpm, alcanzando los 100 km/h desde parado en un tiempo de 9,9 segundos. Unas cifras más que aceptables para un coche tan pequeño y sin llegar a ser una versión demasiado racing.

La sensación al pisar el acelerador es de total suavidad, no pega tirón, aunque va subiendo de velocidad según se le pide, por lo que evita subir consumos de forma innecesaria, debido a su distribución variable. Digo esto porque no es un coche para correr, sino más bien para la ciudad y hacer recados, que eso lo hace muy bien. Para correr ya os hemos presentado otros. Su velocidad máxima no alcanza los 200 km/h, más exactamente llega hasta los 193 km/h, por lo que da de sí para hacer un buen viaje.

Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV

Cuando nos acostumbramos a la sexta marcha, conducir un coche con sólo 5 no es bueno. Más de una vez me ha pasado el querer desahogar más el coche con una velocidad superior, hasta que caigo que no se puede subir más. No obstante, es una marcha cómoda y no se necesita más, va bastante desahogado, lo que evita ser muy ruidoso en autopista a velocidades normales. Con un poco de música apenas escucharemos el aire.

Al ser el acabado sport (3 puertas), el tarado de la suspensión es más duro que en la versión de 5 puertas. Aun así, el comportamiento es excelente, tanto en el paso por curva como en la frenada, reduciendo los tiempos sensiblemente con la otra versión. Se trata de suspensión independiente y barra estabilizadora en el eje delantero y semi-independiente en el trasero. No se nota dureza en ningún momento, ni en ciudad ni en autopista pero sí se nota que al entrar en una curva es un poco cabezón y le cuesta.

Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV

Este cabeceo puede ser debido a que la dirección la hemos encontrado ligeramente más blanda de lo habitual. De acuerdo que es un coche para la ciudad, y cuanto más blanda sea, mejor y menos trabajo nos costará movernos por ella, pero en carretera, se deja notar. Los neumáticos que monta de serie son 195/50 R15.

Los frenos, por el contrario, sí nos han parecido estar a la altura a pesar de montar discos de tambor detrás y de disco ventilado de 258 mm. en las ruedas directrices. La frenada es limpia y contundente, haciendo saltar los sistemas de seguridad en frenadas bruscas pero dando sensación de seguridad en todo momento. Su respuesta en mojado de tracción, dirección y frenada estuvo a la altura de las circunstancias.

Dispone de un depósito de combustible pequeño de 45 litros, con una autonomía teórica de algo más de 900 kilómetros. Ni por asomo hemos alcanzado esa cifra de consumos. Con una media de ordenador de 86 km/h gastamos 13,32 litros y recorrimos238 kilómetros. La media sale a 5,6 l cada 100 km. Si ya nos situamos en torno a los 120 km/h la cifra media se dispara hasta los 7,3 litros cada 100 km. La poca compresión del motor (1.6 litros y 120 CV) hacen que estos valores obtenidos sean lógicos.

Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV

Me resultó curioso el indicador de autonomía en el ordenador de a bordo. Indicaba hasta los hectómetros, algo que no había visto nunca y queriéndolo probar hasta el límite, conseguimos ver una cifra de más de casi 9 kilómetros de autonomía. Es el primer coche que veo que indique decimales y que muestre un valor inferior a 10 kilómetros y éste no sea 0.

Como comentaba al principio, su diseño exterior entraba por los ojos (aunque hay gente que no le gusta nada) pero ¿y el interior? ¿También entra por los ojos? En la siguiente parte lo descubriremos.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • PEDRO NEL HERRERA

    el for fiesta es el automovil con la gama mas alta que me aparesido asta el momento para mi no hay otro auto que me yame la atencion es lo mas maraviyoso en su estilo en su porte y la forma de ser lo ultimo como deportivo eslo ultimo que ivese sacado la for porque siempre me an yamado la atencion esta marca

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 febrero 2010
  2. Ford Fiesta 1.6i Sport 120 CV, prueba (parte III) 24 febrero 2010
  3. El Ford Fiesta, coche más vendido en marzo en Europa 22 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *