21 enero 2010 Industria, Muscle cars

ford_mustang-gt500.jpg

La idea del coche global ya caló hondo en muchas marcas, mayormente norteamericanas. Las ventajas son evidentes, permitiendo tener un suministro y armado de piezas, todas idénticas y no una para cada mercado. Al mismo tiempo, la fabricación se limitaría a países con mano de obra más económica. Y nada menos que el Ford Mustang es el que se rumorea que también será un coche global. A los pocos fanáticos de los pony cars en Europa o en Asia, ya no les costaría tanto trabajo conseguir un Mustang que no sea de importación.

Todo esto tiene un motivo. Además de que Ford es otra marca que está imponiendo la idea de coche global (no olvidar el nuevo Focus y el Fiesta), la nueva filosofía de la marca es no construír coches que sean sólo para determinados países.

Es por ello, que se dice que la próxima generación del Ford Mustang, que aparecerá en el 2014, ya será global. ¿Podrá el motor V8 de cinco litros ser exitoso en Europa? ¿y qué tal su tan radical y americanizado diseño? Puede que en Europa no guste demasiado, pero se piensa en hacer algunos cambios de fondo para satisfacer a los clientes fuera de EEUU.

El primero, sería la inclusión del motor V6 para Europa, una opción nada difícil ya que el V6 turbocargado es parte del Mustang. Pero lo más llamativo sería un rediseño total, en forma de un coupé ultra sofisticado y de altas prestaciones, algo así como un Mustang-Nissan GT-R. La idea es más que buena y ojalá en el futuro se termine de confirmar.

Vía | egmCartech


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *