12 mayo 2012 Sin categoría

No cabe duda que, al menos desde Ford, la estrategia a seguir en los próximos años es el Downzising. Esto no es otra cosa que la sustitución de los motores de gasolina de alta cilindradas por otros más pequeños con los objetivos de
reducir consumo y emisiones manteniendo la potencia y el par motor con el uso de sobrealimentación.

Y para este tipo de motores Ford usa la denominación Ecoboost, una familia de motores que combinan la intección con con turbocompresor, inyección directa y temporizador de válvulas variable para ofrecer la potencia de un motor más grande con la eficiencia de combustible de uno más pequeño. Para 2015 Ford Europa quiere triplicar la producción anual de vehículos equipados con estos motores, pasando de los 141.000 a los 480.000 en 2015.

Y de todos esos se espera que más de 300.000 estén equipados con la versión de un litro, dejando tan solo 180.000 vehículos equipados con el de 2.000cc. El primero de ellos es capaz de ofrecer una potencia de 125CV (aunque ya se habla de que podría ser capaz de llegar a los 175CV), mientras que el segundo alcanza los 250CV.

Es el futuro, no cabe duda, tanto para el cuidado del medio ambiente como para nuestros bolsillos, ya que estas dos cosas se reducen a la vez que la potencia y el disfrute de un motor de altas prestaciones no se ven alterados.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *