2 noviembre 2015 Híbridos, Todoterrenos / SUV

open
Tenemos una gran galería de imágenes sobre el Audi Q7 3.0 TDI Quattro, que recoge, además de varias fotos del modelo, unos gráficos técnicos que permiten ver con detalle el funcionamiento del motor del coche. Hablamos ya del Audi Q7 3.0 TDI Quattro, pero aprovechando el lanzamiento de esta galería de fotos, repasamos los detalles técnicos, que han sido ampliados por parte del fabricante para ilustrarnos bien acerca de las características del modelo.

Este modelo, que tiene un sistema de propulsión híbrido que le permite obtener unas cifras de consumo de 1,7 litros cada 100 kilómetros, gracias a la presencia del motor eléctrico que le permite actuar de manera independiente durante unos 56 kilómetros. Este aporta una potencia máxima de 126 CV y puede recargarse mediante un conector industrial en unas dos horas y media.


2015-AudiQ7ETRONTDI-28

La propulsión conjunta de ambos motores permite una autonomía de 1.400 kilómetros

Funcionando con la propulsión híbrida alcanza una potencia conjunta de 373 CV y un par máximo de 700 Nm, lo que le permite tener una aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h. La autonomía del coche con el depósito de 75 litros lleno es de 1.400 kilómetros. Esta autonomía viene dada también por la gestión de la información a tiempo real que utiliza el sistema MMI a bordo del coche. Este funciona coordinado con el sistema híbrido y permite obtener el máximo rendimiento a la carga de la batería y el combustible.

De manera independiente, el motor diésel ofrece 258 CV y un par máximo de 600 Nm. Está asociado a una caja de cambios triptronic de ocho velocidades. Además, ofrece cuatro tipos de conducción: EV, puramente eléctrica; híbrido, con los dos motores funcionando de forma coordinada; batería en carga y batería en espera.

Otra de las funciones que permiten ahorrar combustible y la carga de la batería es un sistema que anticipa el recorrido tres kilómetros por delante. Con la información obtenida a tiempo real, el sistema ofrece alertas visuales para que el conductor levante el pie del pedal del acelerador, además de lanzar pequeños pulsos al pie para complementar esos avisos.

La calefacción interna aprovecha el calor residual de los componentes eléctricos, que se almacena en una bomba de calor que transmite ese calor al interior del coche, de manera que consume muy poco energía, algo que favorece la eficiencia del modelo. Se presentará en todos los concesionarios durante la primavera del año 2016, con un precio base que en Alemania estará fijado en 80.500 euros.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *