Highmotor » Tecnología » El funcionamiento de la sonda Lambda

El funcionamiento de la sonda Lambda

19 febrero 2012

La sonda lambda, o también llamada sensor de oxígeno en algunos países, mide la concentración de oxígeno en los gases de escape. Se halla situada en la bajada del tubo de escape, generalmente a la altura del asiento del acompañante. Por regla general, la medición determina la cantidad de oxígeno que hay en la mezcla, por lo que si por ejemplo la sonda detecta una alta concentración de oxígeno en los gases de escape, envía la señal correspondiente a la ECU para hacer más rica la mezcla.

Al hacer más rica la mezcla el motor funcionará con más combustible, por lo que los consumos se elevarán. Por ello, conviene tener esta sonda en perfecto orden de funcionamiento, ya que si ocurre lo contrario (detección de una mezcla con demasiada gasolina a la salida de los gases de escape), la ECU puede bajar demasiado la cantidad de gasolina que se inyecta al motor, provocando una condición de mezcla pobre con toda clase de problemas para el motor.

Si notas que el coche “quema” demasiada gasolina (te darás cuenta por los altos consumos o humo negro en el escape), es más que probable que la sonda esté inutilizada. Una de las causas por las cuales las sondas dejan de trabajar, es porque las entradas del mismo sensor se han tapado de carbono, por lo cual hay que cambiarlas lo antes posible. Recuerda que la sonda está expuesta permanentemente a los gases de escape.

Por último, no intentes reparar una sonda lambda, ni limpiarla, sino que deberás comprar una nueva. Esta sondas son bastante delicadas y algunas cuentan con calefactor incorporado para que cuando esté el motor frío, pueda operar en un rango aceptable. Además, su funcionamiento depende de pulsos eléctricos que envía a la ECU, por lo que puede haberse dañado el aislante eléctrico interno; por más que la limpies, seguirá fallando.

El cambio de la sonda no tiene demasiado secreto. En la mayoría de los coches se desconectan sus dos cables y simplemente se desenrosca de su ubicación. Si tu sonda lambda no cuenta con conector (como la de la imagen), lo único que puedes hacer es verificar que la masa esté debidamente conectada o que no esté oxidada; por lo general la masa es un cable de color negro, que sale desde la sonda lambda, y que está conectado a un tornillo situado en alguna parte del bloque. Se da el caso de que la conexión de la masa está en malas condiciones o llena de óxido o suciedad (o directamente desconectada), lo cual también provocará lecturas erróneas del sensor.

Tags: ,

Artículos destacados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 19 febrero 2012

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información