2 agosto 2017 Berlinas, Tuning

G-Power le echa mano al BMW 750d y amenaza al mismísimo BMW M3

Las mecánicas diésel no suelen ser las más utilizadas por los preparadores de coches, pero para los alemanes de G-Power guardan un pequeño espacio de su corazón, como podemos ver en su última preparación, en la que han transformado al BMW Serie 7 750d dotándolo de una agresividad y deportividad superior al modelo estándar. Pero ojo, porque debajo del capó también nos encontramos con alguna que otra sorpresa.

Todo el que se compre una berlina de características similares, o parecidas, al BMW Serie 7 con motorización diésel no estará exento de miradas, como si fuera uno de los mayores pecados realizar ese tipo de compra. Puede ser cierto, pero desde BMW han querido desterrar desde un primer momento esta idea de la cabeza de mucha gente, ofreciendo al nuevo Serie 7 en su versión 750d con un motor de 3.000 CC que entrega una potencia de 400 CV y par motor de 760 Nm. ¿Nada mal para un diésel no?.

G-Power le echa mano al BMW 750d y amenaza al mismísimo BMW M3

Pero desde G-Power han pensado que, tomando la base realizada por BMW, podrían crear un lobo con piel de cordero diésel. Para empezar, lo han equipado con un módulo de potenciación llamado D-Tronic 5, con el que han conseguido elevar la potencia del Serie 7 hasta unos nada despreciables 460 CV, mientras que el par motor máximo se ha visto aumentado hasta los 860 Nm.

Con estas cifras si tienes un precioso BMW M3 con transmisión manual, y ves llegar a esta bestia negra por el retrovisor, no te dejes engañar por su nomenclatura 750d, porque te puede sacar los colores, y es que gracias a este aumento de potencia consigue acelerar hasta los 100 Km/H en solo 4,3 segundos.

G-Power le echa mano al BMW 750d y amenaza al mismísimo BMW M3

Un detalle curioso, es que el módulo D-Tronic 5 funcionará bajo unas determinadas condiciones, es decir, cuando la temperatura del motor y del aceite sea la que recomienda el fabricante, además de depender de la presión que se haga sobre el acelerador. Para el resto de situaciones, por ejemplo, circulando entre el tráfico urbano o a ritmo constante en carretera, el coche utiliza la ECU de serie, con lo que reduciremos en consumo y garantizaremos la durabilidad del motor, a la par que tendremos una explosión de potencia en cuanto la necesitemos.

Estéticamente, para diferenciarlo del 750d “normal”, G-Power ha añadido unas llantas de aleación de 21 pulgadas con diseño de 5 radios dobles, las cuales puede ser pedidas en cuatro tonalidades distintas denominadas Jet Black, Gun Metal Grey, Stardust Silver y Diamond.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *